Ir a Inicio Enviar Página
 
English
Français (pdf)
Italiano (pdf)
Português (pdf)
Árabe (pdf)
Aleman (pdf)

4. Afectaciones del Bloqueo en los Sectores de Mayor Impacto Social

Desde el inicio de la aplicación del bloqueo contra Cuba, los sectores de la alimentación y la salud han sido objetivos priorizados de las agresiones estadounidenses. Las acciones dirigidas a crear condiciones que promuevan el hambre, las enfermedades y la desesperación en el pueblo cubano y con ello eventualmente el derrocamiento del gobierno, constituyen la esencia de esta genocida política.

ALIMENTACION

En el período objeto de este Informe el bloqueo provocó afectaciones al sector de la alimentación superior a los 174 millones de dólares. El bloqueo ha seguido teniendo un impacto negativo en la producción de alimentos para el consumo de la población.

Además de tener que hacer frente en este período a la acelerada escalada de los precios internacionales de los alimentos, Cuba se ha visto precisada a incurrir en gastos adicionales extraordinarios en virtud de las restricciones impuestas por el bloqueo de EE.UU.:

  • Las importaciones de alimentos que se realizan desde Estados Unidos continúan afectadas por la inseguridad. Las mismas están sujetas a estrictas medidas de supervisión y otorgamiento de licencias para la exportación y la transportación de los productos agrícolas a nuestro país. Durante el 2007, la Empresa ALIMPORT tuvo que inmovilizar fondos por un período promedio de 10 a 15 días antes de la recepción de mercancías, lo que provocó una afectación en el orden de los 30 millones de dólares. A los obstáculos ya conocidos, se suma ahora la nueva regulación que entró en vigor el 18 de abril, relativa a la inspección adicional a los buques, con lo que se pretende obstaculizar aún más las ventas de alimentos a Cuba, al encarecerse las operaciones de las navieras que los transportan y crearse un efecto disuasorio en las mismas.
  • Si Cuba tuviera acceso a la tecnología de crianza que emplea EE.UU., se podrían producir 153 millones de huevos por encima de la producción actual, y un ahorro en el volumen de piensos consumidos equivalentes a 6.8 millones de dólares anuales.

  • La producción de carne de pollo se ha visto afectada, y por ende, el consumo de la población, debido a la carencia de naves con control de temperatura y el equipamiento apropiado para su manejo. Si Cuba pudiera contar con el equipamiento necesario, el incremento productivo estaría en el orden de los 35.3 millones de dólares, garantizándose además una fuente estable y segura de proteínas al pueblo y el empleo a más de 4 mil trabajadores del sector que han sido reubicados en otras actividades.

  • El sector agropecuario se ve imposibilitado de adquirir semillas certificadas de alto rendimiento en empresas especializadas de EEUU, reconocidas por su alta calidad genética. En el 2007, se importó alrededor de 27 mil 652,65 toneladas de papa, de ellas, 10 mil 461,45 fueron importadas de Canadá, 17 mil 191,20 de Europa, y alrededor de 67,3 toneladas de semillas de hortalizas fueron de Europa, Japón y el Medio Oriente. La importación de semillas desde estas regiones pueden demorar hasta dos meses en llegar al país, pudiendo ocasionar atrasos en los programas de siembras de algunos cultivos. De poder importar estas semillas desde territorio norteamericano, Cuba ahorraría alrededor de 177 mil 844, 65 dólares.

Entre los ejemplos que ilustran la incidencia de la extraterritorialidad en el sector de la alimentación, podrían citarse los siguientes:

  • La Empresa Mixta Los Portales, de capital cubano-francés, constituida para la producción de aguas y refrescos, se vio afectada a partir de que la Empresa FAMEX S.A. de CV de México, suministradora de envases de aluminio, adoptó la decisión de cambiar el suministrador de aluminio. Los envases que producen para Cuba no pueden contener más de un 12% de componente estadounidense, lo que no pueden cumplir ahora. Esta situación impuso un incremento de 6,15 dólares por cada millar de envases importados. Durante este período, la Empresa Los Portales ha tenido gastos adicionales en el orden de los 900 mil dólares. Las afectaciones fueron similares para la Empresa Mixta Bucanero, de capital Cubano- Belga-Brasileño, que tenía el mismo suministrador de envases para cervezas y maltas. La empresa en cuestión incurrió en un gasto adicional de 1,2 millones de dólares.

  • La Empresa cubana Maquimport se vio obligada a usar un intermediario para la compra de equipamiento para la mejora tecnológica de la industria arrocera cubana, ante la negativa de la compañía suministradora de operar directamente con Cuba, para no afectar sus intereses en los EE.UU. La empresa cubana tuvo una afectación del orden de los 75 mil 600 dólares.

  • La Empresa Mixta CORACAN, de capital Cubano-Canadiense, constituida para la producción y comercialización de alimentos de preparación instantánea, se vio afectada a partir del mes de julio de 2007 por la cancelación del contrato No 12-07/08 con la firma brasileña COSAN S.A. para la importación de azúcar, ya que la misma informó que había pasado a ser una empresa pública del NEW YORK STOCK EXCHANCE-NYSE, que cotiza en bolsa y que por esa razón no podía comerciar con CUBA. Se canceló el embarque de las 270 toneladas ya contratadas. Por la falta de suministro y la paralización de esta industria por 7 días, se dejaron de vender mercancías por valor de 180 mil dólares y se incurrieron en gastos financieros adicionales por valor de 11,5 mil dólares en comisiones e intereses bancarios.

SALUD PÚBLICA

En el período de mayo del 2007 a abril del 2008, las afectaciones al sector de la salud pública se calculan en más de 25 millones de dólares.

A los daños económicos provocados por el incremento de los costos en la adquisición de productos y equipos en mercados más lejanos y la utilización de intermediarios para tales fines, se añade el sufrimiento humano de los pacientes, familiares y personal médico, que ven limitadas sus posibilidades de ofrecer una adecuada atención a los enfermos, debido a que empresas farmacéuticas norteamericanas disponen de la exclusividad de productos y tecnologías que resultan determinantes para el tratamiento de varias enfermedades.

En el período que se analiza se pudieran citar los siguientes ejemplos:

  • La atención a los niños cubanos en el campo de la cirugía cardiovascular se ha visto afectada en cuanto a la realización de diferentes técnicas quirúrgicas debido a la falta de determinados insumos. Al tener que efectuar la compra de los mismos a través de terceros y en mercados distantes, en el período se reportó una erogación adicional de 245 mil 72 dólares, de ellos mil 389 dólares solamente por concepto de fletes. Se vio limitada así la satisfacción de las necesidades totales.

  • Cuba se ha visto imposibilitada de acceder a los dispositivos adecuados para realizar cateterismo intervencionista y otras técnicas de cierre de defectos congénitos del corazón, ante la negativa de la Empresa Boston Scientific y Amplatzer de negociar con nuestro país. Esto ha generado un incremento en la lista de espera de niños cubanos que deberán ser sometidos a cirugía cardiaca a corazón abierto, con el consabido riesgo que esto implica para la esperanza de vida y la salud de los niños afectados. Esta situación afectó entre otros a:

- María Gainza Pozo, 2 años, Provincia Holguín, Municipio Sagua de   Tánamo, Expediente   Clínico # 680689.

- Olivia Oliva Báez, 3 años, Provincia Ciudad Habana, Municipio Centro   Habana,   Expediente Clínico # 683826

- Félix Cruz, 4 años, Provincia Matanzas, Municipio Colón, Expediente   Clínico # 657743

- Fidel Valeriano Ramos, 6 años, Provincia Matanzas, Municipio Jagüey   Grande,   Expediente Clínico # 681080.

  • El Centro Nacional de Genética Médica se vio imposibilitado de adquirir un equipo secuenciador de genes, imprescindible para su trabajo, por la única razón que es producido únicamente por compañías norteamericanas. La carencia del mismo impide la realización de diagnósticos e investigaciones de enfermedades como la sordera, pérdidas auditivas hereditarias, cáncer de mama hereditario, fibrosis quística, y limita los diagnósticos de gran número de mutaciones en los genes causantes de enfermedades como la fenilcetonuria, mitocondriales, de Wilson y Von Hippel Lindau y por consiguiente, el debido asesoramiento genético a la familia.

  • El Instituto Nacional de Endocrinología y Enfermedades Metabólicas, al no poder adquirir en EEUU las jeringuillas para administrar la insulina a pacientes diabéticos, se ha visto obligado a comprarlas en mercados asiáticos, con un incremento en los costos.

  • Las afectaciones al Instituto de Oncología y Radiobiología ascienden a 288 mil 355.00 dólares. A esta Institución se le ha privado de la posibilidad de adquirir el equipo para el diagnóstico por imágenes PET-CT (Positron Emisión Tomography + Computarized Tomography), que en la Oncología moderna es el que mayor calidad de imágenes y precisión brinda en los datos fisiológicos. Actualmente existen 3 fabricantes de esta tecnología en el mundo; el gobierno de EEUU impide que esas Compañías oferten sus productos a Cuba.

  • La población cubana se ha visto afectada por la negativa de la Firma alemana Siemens a reparar una Cámara Gamma instalada, equipo de alta tecnología y gran utilidad para la oncología y las investigaciones, aludiendo a que las piezas de repuesto son de procedencia norteamericana y no cuentan con la Licencia de Exportación de las autoridades de ese país.

  • La negativa por parte de la Empresa estadounidense Saint-Jude a la venta de válvulas protésicas, como resultado de las presiones del Departamento del Tesoro, sigue repercutiendo negativamente no sólo en la actividad quirúrgica, si no en la actividad hemodinámica, viéndose también afectados los pacientes que requieren de estos marcapasos.

  • El intercambio académico entre Cuba y Estados Unidos se ha visto limitado por la negativa del gobierno estadounidense a otorgar visas a profesionales de la Salud. En este período, fueron negadas más de 30 visas a especialistas cubanos que debían asistir a diversos eventos, conferencias o intercambios de experiencias en Estados Unidos. A lo anterior se añade las medidas que impiden el acceso a bibliografía y documentos científicos. A Cuba le fue negada su membresía en la Sociedad Americana de Microbiología.

  • El prestigioso Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kouri”, ha confrontado serias dificultades en el diagnóstico de la Encefalitis del Virus del Nilo Occidental (West Nile), enfermedad que se trasmite sobre todo por las aves migratorias. Las firmas estadounidenses Fisher y Sigma negaron al mismo la compra de una incubadora y el aceite mineral necesarios para sus investigaciones. Asimismo, la Firma estadounidense Biorad negó a Cuba el equipo para la técnica de Electroforesis en Campo Pulsado, necesario para la vigilancia epidemiológica molecular de las bacterias Salmonella, Escherichia Coli, Shigella y Vibrio Cholerae, productoras de severas infecciones.

  • Cuba ha visto entorpecido el desarrollo de su programa contra el VIH/SIDA, debido a la negativa de Compañías norteamericanas a vender equipos para la técnica de diagnóstico y tratamiento de seropositivos y enfermos.

  • El bloqueo impide a las firmas estadounidenses productoras de plaguicidas, equipos de fumigación y de recursos de Entomología Médica comerciar con Cuba.
    De lo anterior se deriva que para adquirir plaguicidas y el resto de los recursos vitales a esta actividad se busquen mercados alternativos que encarecen los costos, fundamentalmente por concepto de fletes y altas comisiones. Durante este período se adquirieron equipos de fumigación por un monto de 450 mil dólares, piezas de repuestos para equipos de fumigación por un valor de 85 mil dólares y plaguicidas por 370 mil dólares. Si Cuba hubiese tenido la oportunidad de adquirir estos recursos en el mercado estadounidense, nos hubiésemos ahorrado por concepto de precios, transportación, fletes, comisiones y rapidez en la entrega un valor aproximado de 750 mil dólares.

Entre los ejemplos que evidencian la incidencia de la extraterritorialidad en el sector de la salud podría señalarse que:

  • Por el temor de ser multados, la Firma japonesa Hitachi negó la venta de un equipo de ultra-centrífugas, aduciendo la tenencia de componentes norteamericanos. Este equipo es necesario para la realización de la técnica diagnóstica de Western Blot, elemento esencial en el diagnóstico del VIH/SIDA.

  • Tras pasar a manos de una compañía norteamericana, no se ha podido seguir comprando a la firma sueca Pharmacia la hormona de crecimiento GH, que se emplea en la endocrinología pediátrica para el tratamiento de niños con problemas en el crecimiento (baja talla), debido al déficit de esta hormona.

  • Cuba se vio imposibilitada de recibir alrededor de 3 millones de jeringuillas desechables por un valor de 256 mil dólares para la vacunación infantil a través de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, ya que los suministradores plantearon que no podían venderlas si el destino final era Cuba.

  • En fecha tan reciente como el 4 de junio de 2008, la empresa Merck SA informó que la compañía Whatman, originaria del Reino Unido, fue comprada por GE Healthcare, de los Estados Unidos, por lo que ha “recibido comunicación de GE en el sentido que se nos prohíbe terminantemente vender productos de Whatman a Cuba”. Añade la carta que “hemos procedido a anular todos los pedidos pendientes de nuestros clientes en Cuba y hemos desactivado por completo nuestras actividades en relación a los productos Whatman”.

OTROS SECTORES DE IMPORTANCIA SOCIAL.

Educación y Cultura

Los sectores de Educación y Cultura han sido especialmente impactados por las nefastas consecuencias del bloqueo económico, comercial, financiero impuesto por EE.UU. a la nación cubana.

EDUCACION

A pesar de los enormes esfuerzos que realiza el gobierno cubano por lograr una educación de alta calidad para todos, sin exclusiones, y garantizando la superación permanente a toda la población, la política de bloqueo sigue constituyendo un serio obstáculo para el desarrollo de este sector. Al respecto, puede señalarse que:

  • El sistema de educación desde los niveles primarios hasta el nivel superior, confronta fuertes limitaciones para garantizar la base material de estudio y el equipamiento y material de laboratorio a partir de los obstáculos que plantea el bloqueo a los esfuerzos por adquirirlos en el mercado internacional.

  • El negativo impacto del bloqueo se hace sentir con particular incidencia en la enseñanza en escuelas vocacionales y en los centros especiales de educación para discapacitados. En estos últimos, no se logra acceder a medios de diagnóstico, computación y medios didácticos que generalmente son producidos en EE.UU. Tampoco a material gastable, piezas de repuesto u otros equipamientos producidos por empresas norteamericanas o sus subsidiarias radicadas en terceros países. Es el caso de las 16 escuelas especiales para niños sordos y 5 círculos infantiles que requieren equipamiento especializado para el desarrollo de la percepción auditiva. Cada uno de ellos debe contar con un Gabinete Auditivo y dos visualizadores del lenguaje para el trabajo correctivo compensatorio individual.

  • Unos 2 mil 230 niños con limitaciones físico-motoras que reciben atención ambulatoria, no cuentan con medios de computación comercializados por firmas de patentes de EE.UU., como teclados inteligentes, pantallas táctiles e interruptores, entre otros. Tampoco ha sido posible adquirir sillas de ruedas para niños que las necesitan, dado que las compañías norteamericanas rechazan su venta. Tal fue el caso de la solicitud denegada a través de www.spinlife.com. La mayor parte de las empresas con capacidad técnica para atender necesidades educativas especiales son de origen estadounidense, como WPPISI, WAIS y GRACE ARTHUR. Los niños cubanos no tienen acceso a sus productos.

  • El aprendizaje moderno conlleva el uso intensivo de computadoras, cuya proporción debiera ser de no menos de 1 computadora por cada 10 estudiantes. En el caso de Cuba, nos vemos obligados a utilizar una computadora para 33 estudiantes, debido a las limitaciones financieras que nos impone el bloqueo.

  • Ante la imposibilidad de comprar en el mercado norteamericano o en empresas subsidiarias los insumos para el curso escolar 2008/2009, el país se vio obligado a adquirirlos en mercados más distantes, erogando adicionalmente, solo por concepto de transportación, la cifra de 2 millones 505 mil 600 dólares.

  • El bloqueo impide acceder a productos de información de primer nivel, como bases de datos, bibliografías y servicios informáticos en Internet necesarios para un mejor y más eficiente proceso docente y una mayor calidad en la preparación de los estudiantes. Se limita la participación de profesores e investigadores cubanos en eventos científicos y post grados de superación, tal fue el caso de la Doctora Julia Noda Gómez, a la que se negó, a partir de las disposiciones extraterritoriales del bloqueo, su participación en el Taller de entrenamiento en la vigilancia y monitoreo de la Influenza Aviar.

  • Ante la imposibilidad de realizar transacciones bancarias entre Cuba y los Estados unidos, se ha visto afectada la participación de estudiantes norteamericanos en diversos Cursos de Post grados en Universidades cubanas. Solamente la Universidad de La Habana ha sufrido pérdidas de más de 1.5 millones de dólares, por concepto de suspensión de los cursos de Idioma Español, Artes y Letras, Historia y Economía, que beneficiaron a estudiantes norteamericanos por varios años.

CULTURA

La cultura cubana no ha escapado al negativo impacto de la política de bloqueo del gobierno norteamericano. Como resultado del endurecimiento de las medidas del bloqueo, tanto cubanos como norteamericanos se han visto privados del disfrute de lo mejor de la expresión artística y literaria de ambos pueblos.

  • En la esfera de la cultura, músicos, artistas de la plástica, del ballet y las artes escénicas, entre otros, se han visto imposibilitados de exponer o subastar sus obras, presentar sus espectáculos en territorio de EE.UU. o vender su producción discográfica o bibliográfica, a pesar de la extraordinaria calidad y reconocimiento internacional de los mismos. Aquellos que han actuado en ese país, no han podido recibir el ingreso correspondiente a sus presentaciones o de los premios recibidos de prestigiosas instituciones, como tampoco han podido recibir los ingresos que les corresponden por derechos de autor.

  • Las empresas cubanas EGREM y Bis Music, no pueden hacer operaciones comerciales directas con clientes norteamericanos para ubicar la música cubana - de reconocida calidad a nivel mundial -, en el mercado norteamericano, por el temor de esos empresarios de ser sancionados en virtud de las disposiciones del bloqueo. Esto implica que Cuba se ve obligada a comercializar su producto a través de terceros países, con un incremento adicional en los gastos de un 20%.

  • La Industria Cinematográfica cubana no puede comercializar su trabajo por vía satelital, mecanismo que en la actualidad es empleado con frecuencia para realizar las ventas de los filmes y reportajes, debido entre otras razones, a que EE.UU. es el dueño casi absoluto de la tecnología. Si Cuba pudiera realizar esas ventas, tendría ingresos adicionales por un monto de 5 millones de dólares, los cuales serían utilizados en mejorar el funcionamiento de las 358 salas cinematográficas, 174 salas de videos y 160 videotecas, las que necesitan adquirir equipos de proyección, sonido, transmisión de señales audiovisuales y sus repuestos, equipos lectores de VHS y DVD, lunetas de cine y alfombras, todo lo cual es necesario adquirir en Europa a precios superiores. Por solo citar un ejemplo, un equipo de videoproyección cuesta en EE.UU. 3 mil dólares la unidad, mientras en Europa su costo es de 5 mil dólares.

  • En la primera quincena de abril de 2008 el gobierno norteamericano denegó las visas al Director de Cine Juan Carlos Tabío y al actor Luis Alberto García, quienes tenían previsto participar en el Festival de Cine “Havana” de Nueva York, donde serían homenajeados por su trabajo. A lo anterior, se añaden otros prestigiosos artistas cubanos a los que también se les ha negado el visado para asistir a eventos de gran prestigio internacional, como el Festival Latino de Chicago, Sundance Film Festival y el Festival Latino de los Ángeles.
  • Peter Nadin, artista anglo-norteamericano radicado en Nueva York, en ocasión de la inauguración de su exposición en La Habana “El Primer Trazo”, se vio obligado por las leyes del bloqueo a exportar sus obras hacia Cuba desde territorio canadiense, lo que implicó gastos adicionales de más de 5 mil dólares. A este creador el Departamento del Tesoro de los EEUU le ha dilatado la gestión de la licencia de viaje, obligándolo a estar ausente en muchas de las exposiciones de su obra.

TRANSPORTE

El Estado cubano ha puesto en marcha un amplio programa para la recuperación del sector del transporte, cuyos resultados directos ya son perceptibles tanto por la población como para la economía cubana. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos y voluntad del Gobierno cubano, el bloqueo sigue incidiendo de manera negativa en un avance más acelerado hacia la recuperación de este sector.

Algunos ejemplos de las afectaciones a este sector son los siguientes:

  • La imposibilidad de acceder a partes y piezas de repuesto para reparar las locomotoras cubanas, en su gran mayoría de procedencia norteamericana, ha deprimido el transporte de carga. En el período fueron cancelados por falta de locomotoras 280 viajes y se dejaron de transportar unas 250 mil toneladas de mercancías. Si bien la afectación económica a la empresa de ferrocarriles fue significativa, el mayor impacto lo recibió la población, ya que la mayor parte de estas mercancías eran destinadas a la canasta básica de consumo de la población.
  • La demora en las transacciones comerciales para adquirir piezas de repuesto, debido a la necesidad de buscar intermediarios y la lejanía de los mercados, provocó que el sistema de METROBUS dejara de transportar en el período 2007-2008, más de 19 millones de pasajeros.

  • El bloqueo ha provocado un desembolso adicional de más de 70 millones de dólares en el sector de transportes. Esta cifra incluye el aumento de precios de importación por reubicación de mercados, por casi 18 millones; el financiamiento adicional por riesgo país de 5 millones; gastos adicionales por fletes y seguros por 21 millones; el costo adicional por inmovilización de recursos en inventario por 18 millones y las afectaciones monetarias por variaciones cambiarias y el sobrecosto del financiamiento, aproximadamente por 8 millones de dólares.
  • Un ejemplo de la extraterritorialidad de la aplicación del bloqueo contra Cuba en el sector de los transportes, lo constituye la violación cometida contra las navieras P&O Needlloyd (ex cliente) y CMA-CGM (Francia), a las que le fueron confiscados fondos por un valor de 56 mil y 500 mil dólares respectivamente, por haber realizado transacciones en dólares con la Terminal de Contenedores de La Habana.
Copyright © Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba